Follow by Email

Google+ Followers

lunes, 21 de octubre de 2013

Divertimento del sueño

I

Con el murmurio blando del astro ultraterreno
respira somnolienta la niña en su colchón,
sus breves rizos besan su desnudado seno
como aura milagrosa de estrella del Orión.

II

- Que crimen lascivo provoca el botón de azucena,
tu plántula firme y estrecha de sano pecado,
tu espléndida fuente meliflua de huerto rosado,
tu vasta llanura garrida de piel no morena.

¡si fueras jinete que al trote domase mi vena...!
- ¡oh, calla, mi amado!, el prístino abismo templado
será el intimista y primario baúl de tu pena;
desboca tus potros al fértil resguardo del prado.

- Me deja hechizado tu prócer berilo escarlata
- pues palpa, del éter, sus dotes termales,
y enclava tu indómito ariete en mi puerta beata.

Exhala en mi honor sus argénteos gemidos joviales.
despierto del sueño farsante y doy cuenta en mi errata:
fue sólo insolente quimera de sedas irreales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario